martes, 3 de abril de 2012




CIRUGIA   
ESTETICA
DE NARIZ

 La nariz es uno de los rasgos faciales más importantes estéticamente hablando y su relación con las otras estructuras de la cara tiene un efecto inmenso en nuestra apariencia.  Adicionalmente, la nariz realiza funciones críticas para permitir el paso del aire para respirar y acondicionarlo antes de que este llegue a los pulmones.
La cirugía estética de la nariz es la cirugía cosmética mas frecuentemente realizada en los Estados Unidos. Sin embargo, en Costa Rica es una cirugía relativamente poco frecuente debido a la falta de información.   La cirugía de nariz, es la máxima prueba para un cirujano plástico ya que exige como ninguna otra cirugía su capacidad analítica asi como su destreza, delicadeza y habilidad quirúrgicas. 
La cirugía plástica no es diferente de otros campos médicos por tanto requiere mucho estudio. El conocimiento no surge en forma espontanea ni es producto de la inspiración.
 Las deformidades nasales externamente aparentes frecuentemente, aunque no siempre, se asocian con deformidades dentro de la nariz las cuales pueden causar obstrucción respiratoria.  Estas deformidades nasales pueden resultar a partir de golpes previos a la nariz, causas hereditarias y otras.
 Estructuralmente, la nariz puede ser vista como compuesta por dos paredes laterales y un soporte central al cual médicamente le llamamos septum o tabique.  Cuando la nariz es rota o maltratada por un golpe fuerte frecuentemente hay ruptura de las paredes laterales así como del tabique.  Cuando el septum es quebrado, desviado o lesionado puede producirse obstrucción de las vías aéreas ubicadas entre las paredes laterales y el soporte central o septum.  Para enderezar la nariz entonces a menudo hay que reposicionar las estructuras internas y externas.

Las cirugías para modificar o corregir las anormalidades del septum o tabique las llamamos Septoplastía.  Su propósito es el de mejorar o aliviar la obstrucción nasal.

Otra categoría de procedimientos está dirigida a mejorar el aspecto externo, estos son llamados Rinoplastía.  El objetivo de ella es mejorar características específicas que restan atractivo a nuestra apariencia y brindar así mayor armonía entre la nariz y los otros rasgos de la cara.

La rinoplastía y la septoplastía son operaciones que se realizan mediante pequeñas incisiones dentro de la nariz.  Ellas pueden realizarse la una sin la otra o juntas, dependiendo de la naturaleza y la severidad de la deformidad presente.
 La nariz guarda una relación muy compleja con las demás partes de la cara e incluso con las partes de ella misma. Por ejemplo, una nariz muy grande puede hacer ver el mentón o barbilla muy pequeño aunque su tamaño sea normal.  Lo mismo podría ocurrir con los pómulos.  De la misma manera, una giba en el dorso de la nariz hará ver la nariz curva y en consecuencia más larga o caída la punta.  Por esto, pequeñas modificaciones en la nariz pueden producir grandes cambios tanto en ella como en el aspecto general de la cara. 

La contribución estética de una nariz para la apariencia global de nuestra cara es inmensa tanto cuando dicha contribución es deseable como cuando es indeseable.  Debido a lo anterior en la rinoplastía quizás más que en ninguna otra cirugía estética el concepto de ARMONIA debe ser reconocido y respetado.  Al hacer la planeación de la cirugía el cirujano plástico deberá tratar de preservar aquellas características ¨positivas¨ y corregir sólo las que desmejoran su aspecto nasal y/o facial.

Pasar por alto estos principios predeciblemente resultará en una nariz que se ve sobre-operada (“operada”).  Quizás en ningún otro procedimiento de cirugía estética el principio de ser conservador sea tan importante como en la rinoplastía. 

Por esta razón, se debe gastar tiempo considerable en planear y discutir con el paciente los cambios a realizar así como los límites seguros para corregirla sin producir ese aspecto “operado” tan frecuente visto y temido.
Cuando se esté pensando en un procedimiento para corregir deformidades nasales un juicio conservador debe ser tenido tanto por el cirujano como por el paciente en todos los casos.  Ajustes menores o remociones adicionales de pequeñas cantidades de tejido después de una rinoplastía inicial – reoperaciones - pueden ser necesarias en un 5% de las pacientes, pero estas son mínimas comparadas a los problemas mayores que se tienen al tratar de reparar los daños causados por un procedimiento inicial muy radical, con poca planeación o pobremente ejecutada.  Los elementos estructurales de la nariz son únicos en sus características y disposición - no hay elementos que se les parezcan en nuestros cuerpos -, y son extremadamente difíciles de reconstruir cuando son removidas en exceso.

El propósito de todos los tipos de cirugía cosmética es mejorar su apariencia tanto como sea posible.  Los procedimientos estéticos quirúrgicos no son mágicos y tienen límites.  Aunque puede parecer obvio, a través de mala información o concepciones equivocadas, ocasionalmente estas ideas llegan al público.  Del completo y correcto entendimiento de límites tanto por el cirujano como por el paciente dependerán los resultados a corto, mediano y a largo plazo.  Quiere esto decir que, usted podría esperar algunos cambios con el tiempo.  Una decisión correcta, bien pensada y conservadora inicial usualmente se acompaña de buenos resultados a corto, y largo plazo; decisiones apresuradas, pobremente analizadas pueden tener resultados satisfactorios a corto plazo pero en ocasiones ni siquiera esto es cierto.
 No estamos diciendo con esto que sea lo mismo que el resultado de su operación de nariz no parezca  “operada” a que parezca que no la operaron.  Los cambios son obvios e inmediatos e incluso podrían parecer radicales mas son el producto de una cuidadosa y deliberada planeación.
 Todos los procedimientos quirúrgicos cosméticos implican algunos riesgos o desventajas.  Su cirujano deberá dárselos a conocer  y responder cualquier pregunta que usted pudiera tener.
 En la actualidad, en nuestro país vemos cada vez con más frecuencia que se ofrecen “soluciones” rápidas, baratas, indoloras.  Cada día más personas ven el campo estético- quirúrgico o no – como un negocio lucrativo y desean tomar una parte de este pastel.
Evite tener que arrepentirse después.  Para lograrlo, consulte primero a un verdadero cirujano plástico y no se deje tentar por otras alternativas cuando piense en hacer cambios en su apariencia.  Para más informes puede llamar al Colegio de Médicos y Cirujanos al 232-3433.

 Durante la Consulta Inicial

Debe ser detallada, conocer los objetivos del paciente, realizar un examen interno y externo, luego un análisis de rostro para medir las proporciones que guarda la nariz  del paciente con respecto a su cara, el mentón, los ojos, la boca, etcétera. Muchos factores deben tenerse en cuenta. El grosor de la piel es uno de ellos e influye dramáticamente en lo que observaremos después de la cirugía. Una piel gruesa limita la cantidad de afinamiento que se puede conseguir. Usualmente requiero de 6 a 8 horas de consulta previo a la cirugía.
Durante la consulta con su cirujano plástico es usual que él le haga preguntas acerca de sus antecedentes médicos, alergias, traumatismos y operaciones previas en su nariz.  Se revisarán en detalle problemas específicos que haya tenido con su nariz y cualquier aspecto estético el cual usted considere indeseable y que desee corregir.  Después se deberán examinar los detalles externos e internos de la nariz, se discutirán sus deseos y el grado al cual estos pueden ser satisfechos por la rinoplastía.
 Cuando se tome la decisión de proceder con la cirugía, se deberán tomar las fotografías preoperatoria.  Ellas son críticas para la planeación, ejecución y seguimiento de la cirugía.  Ningún paciente que vaya a someterse a una cirugía cosmética debería operarse si sus fotos no son tomadas días antes, analizadas, estudiadas y discutidas con su cirujano.  Este es un consejo válido para cualquier tipo de cirugía asumiendo que tanto el paciente como el cirujano buscan el mejor resultado posible.

La Cirugía

Una rinoplastía o septoplastía pueden ser realizadas con anestesia local y sedación intravenosa o con anestesia general.  Probablemente, esta última sea una opción más cómoda para el paciente y también para el cirujano.
 De igual manera, puede ser más segura puesto que la entrada y salida de aire hacia y desde sus pulmones está asegurada al haber un tubo que llega hasta ellos y además evita que otras cosas como sangre, saliva o jugo gástrico lleguen hasta ellos.
 Estos procedimientos se realizan mediante pequeñas incisiones dentro de su nariz las cuales no son visibles.  En muchas ocasiones se pueden agregar incisiones externas muy pequeñas que cicatrizan sumamente bien y permiten modificar las estructuras nasales en forma muy precisa  bajo visión directa.  

Técnicas para una Cirugía de Nariz?  
 Existen dos técnicas: la rinoplastia cerrada y la rinoplastia abierta. La rinoplastia cerrada  se realiza por medio de incisiones en el interior de la nariz. La rinoplastia abierta adicionalmente implica hacer una incisión  de aproximadamente cinco milimetros en la porción de piel en medio de las dos fosas nasales. Esta incisión suele cicatrizar muy bien y permite tener excelente visibilidad, manejo de tejidos y control de los detalles para corrección. Lo  cual es imposible de obtener con una rinoplastia cerrada.
 Mejor visibilidad significa mayor control, tener la posibilidad de medir y marcar lo que se va a quitar o aumentar, verificar la simetría entre los dos lados de la nariz, lo que significa mayor precisión.  
 
 El objetivo de esta como de cualquier cirugía estética es la mejoría pero no la perfección. No fuimos hechos perfectos y tampoco es posible conseguir esto con cirugía plástica. Los medios de comunicación y personajes famosos son ejemplo de personas que queriendo ser perfectos llegan a verse como criaturas extrañas producto de cirugías o procedimientos esteticos, o simplemente sus fotografías son manipuladas por programas de computador donde arreglan las imagenes.
 La duración de estas cirugías es variable dependiendo de las modificaciones que haya que hacerse y de la técnica de cada cirujano pudiendo durar entre 40 minutos a varias horas. 

Después de la Cirugía

  En el pasado muchos pacientes temían hacerse este tipo de operación por los grandes morados alrededor de los ojos y por el uso del llamado taponamiento nasal que consiste en colocar unas tiras de gasa dentro de la nariz las cuales son removidas 2 ó 3 días después de la cirugía. 
Hoy en día, hay cirujanos que pueden ofrecerles a sus pacientes una recuperación sin ninguna de estas dos cosas, lo que ha venido a significar un gran avance y ha hecho que muchos pacientes consideren por fin operarse.  Sin embargo, algunos morados son normales siguiendo a una rinoplastía especialmente si los huesos nasales han sido movidos o modificados.  El grado al cual se hacen usualmente y el tiempo para su resolución es variable pero es de leve a moderado y resuelve en 7 a 10 días.  Casi siempre pueden ocultarse por completo con maquillaje en tres a cinco días.
 Esta cirugía no es dolorosa aunque los pacientes pueden sentirse incómodos pues la inflamación al interior de la nariz hace que esté parcialmente obstruida y el paciente puede tener que respirar por la boca por dos o tres días causando un leve dolor de garganta. Habrá salida de líquido inicialmente manchado con sangre a través de las fosas nasales.  Este líquido se va aclarando para dejar de salir alrededor del tercer a cuarto día post operatorio.   
Los pacientes deben usar una férula de yeso, aluminio o material similar que cubre el dorso de la nariz por una semana especialmente cuando ha sido necesario fracturar el hueso para hacer modificaciones esqueléticas.  Cuando se colocan puntos de sutura en la parte externa estos se retiran 5 a 7 días después de la cirugía.

Los pacientes son instruidos para hacer lavados con un gotero y agua tibia o suero salino dentro de la nariz tres veces al día durante una semana para mantenerla limpia y libre de costras.  También puede limpiarlas suavemente con aplicadores humedecidos con agua oxigenada.
 Esta cirugía es usualmente ambulatoria por lo que no requiere que el paciente se quede hospitalizado.
 Algún grado de inflamación puede persistir por algunas semanas o meses.  Las modificaciones o cambios en la nariz son aparentes inmediatamente después de la cirugía, sin embargo.  Pero, ciertas áreas especialmente la punta nasal seguirán mejorando en la medida que cantidades menores de inflamación se resuelvan durante varios meses.

Durante la cirugía, la piel es despegada cortando algunos nervios que van hacia ella.  Esto hace que la nariz tenga una sensibilidad, disminuida o alterada por varias semanas.  Esta gradualmente retornará a lo normal.  De la misma manera, las membranas al interior de la nariz pueden estar irritadas o resecas y podrían requerir varias semanas para equilibrarse.
 El ejercicio, levantar objetos pesados o agachar la cabeza por debajo del nivel de la cintura podrían causar molestia o sangrado y deben evitarse por dos semanas.
Después de cirugías para corregir el septum el aumento de flujo de aire a través de la nariz se puede sentir “extraño” inicialmente y requerir algunas semanas hasta que usted se acostumbre.

Limitaciones, riesgos y posibles complicaciones

Sangrado excesivo ocurre rara vez (menos del 5% de los casos).  Si este ocurriera, un taponamiento nasal podría ser necesario.
Pequeñas irregularidades o áreas que no hubiesen quedado completamente corregidas podrían requerir una reoperación.  Como se explicó, una corrección adicional menor es preferible a una rinoplastía inicial excesiva.  Una infección es extremadamente rara pero puede ocurrir quizás en menos del 1%.  Golpes inadvertidos podrían causar pérdida de la configuración obtenida.  Si esto es detectado tempranamente puede corregirse sin otra operación.
 En algunos casos el cartílago del septum tiende a retornar a su posición original.  Por ello, cuando la nariz está desviada debemos enderezarlo y debilitarlo para que no vuelva a torcerse pero debido a que el septum también realiza la función de soporte para la nariz hay que tratar de enderezarla  sin debilitar mucho el soporte.  Por esta razón, una corrección incompleta o recurrencia de la deformidad puede ocasionalmente ocurrir.
Hay ciertos aspectos del proceso de cicatrización sobre las cuales no se tiene control.  Si la cicatrización es incompleta o excesiva deformidades internas o externas podrían ocurrir.  Muy rara vez, perforaciones u orificios en el septum pueden ocurrir debido a cicatrización incompleta.   De ocurrir usualmente pueden ser mejorados o corregidos con un procedimiento secundario.

Las complicaciones mencionadas son inusuales pero ocurren ocasionalmente a pesar de los más rigurosos estándares de práctica quirúrgica. Son mencionados no para alarmarle, sino para informarle adecuadamente.
 Empleando una técnica quirúrgica cuidadosa, teniendo en cuenta el más mínimo detalle, es posible que el paciente salga de cirugía respirando por su nariz sin ningún tipo tapón  en su interior. Obviamente requiere destreza, instrumental especial, paciencia, voluntad y  tomarse tiempo extra durante la cirugía; esto evita al paciente importantes molestias postoperatorias algunas de las cuales son el motivo para que muchos pacientes no se realicen esta operación por temor. 

El resultado?  Debe verse natural. La idea es mejorar la nariz, eliminar las características no deseadas conservando aquellas que son bonitas, No cambiar las facciones hasta el punto que se vea falso y operado.

CUALQUIER INFORMACION O CONSULTA,  EL DOCTOR ATENDERA PERSONALMENTE SUS DUDAS. 
Puede escribirle al correo  info@costaricaplasticandcosmeticsurgery.com  o escribirle a traves de la pagina web: www.cirugiaesteticacostarica.com
 
Dr. Gabriel Alberto Peralta Mantilla
Miembro de la sociedad Americana de Cirugía Plástica
SABANA SUR    2291 6655 -   2296 6644      

Informacion Basica Cirugia de Nariz



La nariz es una de la más prominente y notoria característica facial.  Su apariencia en relación con otras características faciales tiene un inmenso efecto en todo su aspecto.
Además, la nariz realiza funciones críticas permitiendo pasar el aire para respirar y controlando el acondicionamiento y paso de aire antes de llegar a los pulmones.
Los procedimientos quirúrgicos dirigidos hacia mejorar la apariencia externa de la nariz son llamados Rinoplastía.
Los procedimientos quirúrgicos para corregir problemas nasales funcionales son llamados Septoplastía o Resección Submucosa.

La rinoplastía, septoplastía y la resección submucosa son cirugías realizadas a través de pequeñas incisiones dentro de la nariz o en la parte externa de la nariz y puede ser realizada sola o en conjunto dependiendo de la naturaleza y amplitud de las deformidades envueltas. 
Es una cirugía ambulatoria y toma aproximadamente 2 -6  horas y es realizada bajo anestesia general.  Al finalizar la cirugía, mi meta es no poner envolturas o tablillas dentro de la nariz.  Así que, usted será capaz de respirar a través de la nariz.  Usted podrá realizar la mayoría de sus actividades diarias el día siguiente a la cirugía, teniendo cuidado al realizar cosas que puedan golpear su nariz y debe evitar realizar actividades deportivas por al menos 2 semanas.
Dr. Gabriel Alberto Peralta Mantilla 
CIRUJANO PLASTICO CERTIFICADO.
SABANA SUR 200 SUR 200 OESTE DE LA LIBRERIA UNIVERSAL
TELEFONO22966644  88674447